FINESTRA , Asesores Financieros

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

FINESTRA MEXICO , Asesores Financieros mexico

Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra




El peso mexicano cerró el octavo mes del año con una ligera depreciación del 0.40% ante el dólar estadounidense. El descenso constante del dólar, conflictos geopolíticos externos y comentarios de Trump, fueron los principales factores que influyeron en el valor de la moneda nacional.

El índice dólar llegó a cotizar hasta en 91.621 unidades (nivel no visto desde enero de 2015) tras el recrudecimiento en las relaciones geopolíticas entre Estados Unidos y Corea del Norte. Las últimas semanas, el líder norcoreano Kim Jong-un amenazó con atacar la isla estadounidense de Guam y confirmó que seguirá disparando misiles en aguas cercanas a la sede militar de EUA. Antes que finalizará el mes, Kim Jong continuó haciendo pruebas y lanzó un misil balístico que sobrevoló Japón.

Otro factor que presionó al dólar fue la crisis política interna de Trump. Tras un enfrentamiento racial en Estados Unidos y la vaga respuesta del presidente, varios empresarios de un grupo de asesores de la Casa Blanca renunciaron a su puesto, posteriormente Trump disolvió los grupos de asesores económicos. La noticia, una vez más golpeó el estado anímico de los inversionistas y empresarios, quienes esperan las reformas fiscales y financieras que Trump prometió desde su campaña presidencial y que hasta el momento no ha cumplido con ninguna.

A mediados del mes, el peso mexicano logró ganar terreno ante el dólar gracias a una disminución en las expectativas de que la Reserva Federal aumentará su tasa de interés. La variación en la inflación al consumidor estadounidense mostró un mínimo aumento durante julio, por debajo de lo esperado por el mercado. Por lo tanto, sin presiones inflacionarias, el banco central no tiene motivos para aumentar su tasa de interés. Un par de días después, se dio a conocer que miembros de la Reserva Federal sostuvieron una larga discusión sobre la reciente debilidad de los precios, a través de las minutas de la última reunión de política monetaria comentaron, que la inflación podría tardar más tiempo en llegar a la meta del 2% del banco. Las proyecciones de aumento de la política monetaria descendieron aún más.

La esperada renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte inició el pasado 16 de agosto. El tipo de cambio no reaccionó a ningún comentario derivado de las conversaciones comerciales hasta que Trump opinó al respecto. En dos ocasiones, el presidente estadounidense refrendó su intención de poner fin al tratado, lo que generó nuevamente nerviosismo en el tipo de cambio y lo llevó a rozar las 18 unidades. La próxima ronda de negociaciones se llevará a cabo a principios de septiembre en la Ciudad de México. Hasta el momento, ninguno de los países involucrados ha realizado comentarios formales del progreso de la renegociación.

Durante el mes de septiembre continuará la volatilidad en el mercado cambiario. En general, todos los temas anteriores continuarán vigentes y se añadirá la negociación del límite de deuda estadounidense. Si los legisladores de Estados Unidos no logran ponerse de acuerdo, el gobierno se quedará sin fondos líquidos para cubrir algunas necesidades sociales y deberá de aplicar un recorte masivo en el gasto de la administración, como ocurrió en 2011.





Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra
Año 8 Vol. 9     1 de Septiembre de 2017
Informe Finestra


El peso mexicano cerró el octavo mes del año con una ligera depreciación del 0.40% ante el dólar estadounidense. El descenso constante del dólar, conflictos geopolíticos externos y comentarios de Trump, fueron los principales factores que influyeron en el valor de la moneda nacional.

El índice dólar llegó a cotizar hasta en 91.621 unidades (nivel no visto desde enero de 2015) tras el recrudecimiento en las relaciones geopolíticas entre Estados Unidos y Corea del Norte. Las últimas semanas, el líder norcoreano Kim Jong-un amenazó con atacar la isla estadounidense de Guam y confirmó que seguirá disparando misiles en aguas cercanas a la sede militar de EUA. Antes que finalizará el mes, Kim Jong continuó haciendo pruebas y lanzó un misil balístico que sobrevoló Japón.

Otro factor que presionó al dólar fue la crisis política interna de Trump. Tras un enfrentamiento racial en Estados Unidos y la vaga respuesta del presidente, varios empresarios de un grupo de asesores de la Casa Blanca renunciaron a su puesto, posteriormente Trump disolvió los grupos de asesores económicos. La noticia, una vez más golpeó el estado anímico de los inversionistas y empresarios, quienes esperan las reformas fiscales y financieras que Trump prometió desde su campaña presidencial y que hasta el momento no ha cumplido con ninguna.

A mediados del mes, el peso mexicano logró ganar terreno ante el dólar gracias a una disminución en las expectativas de que la Reserva Federal aumentará su tasa de interés. La variación en la inflación al consumidor estadounidense mostró un mínimo aumento durante julio, por debajo de lo esperado por el mercado. Por lo tanto, sin presiones inflacionarias, el banco central no tiene motivos para aumentar su tasa de interés. Un par de días después, se dio a conocer que miembros de la Reserva Federal sostuvieron una larga discusión sobre la reciente debilidad de los precios, a través de las minutas de la última reunión de política monetaria comentaron, que la inflación podría tardar más tiempo en llegar a la meta del 2% del banco. Las proyecciones de aumento de la política monetaria descendieron aún más.

La esperada renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte inició el pasado 16 de agosto. El tipo de cambio no reaccionó a ningún comentario derivado de las conversaciones comerciales hasta que Trump opinó al respecto. En dos ocasiones, el presidente estadounidense refrendó su intención de poner fin al tratado, lo que generó nuevamente nerviosismo en el tipo de cambio y lo llevó a rozar las 18 unidades. La próxima ronda de negociaciones se llevará a cabo a principios de septiembre en la Ciudad de México. Hasta el momento, ninguno de los países involucrados ha realizado comentarios formales del progreso de la renegociación.

Durante el mes de septiembre continuará la volatilidad en el mercado cambiario. En general, todos los temas anteriores continuarán vigentes y se añadirá la negociación del límite de deuda estadounidense. Si los legisladores de Estados Unidos no logran ponerse de acuerdo, el gobierno se quedará sin fondos líquidos para cubrir algunas necesidades sociales y deberá de aplicar un recorte masivo en el gasto de la administración, como ocurrió en 2011.




Contacto

Informe Finestra

Desarrollada por Centro Creativo