Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra


Exitoso inicio de las coberturas en México


Raúl Curiel


Hacia finales del primer trimestre del presente año, el Banco de México colocó por primera vez en una subasta, coberturas cambiarias liquidables en pesos por 1,000 millones de dólares. Para analistas como Guadalupe Cabrera de BBVA Bancomer y el propio Banco de México, se trato de una exitosa colocación que superó en 2.1 veces la oferta.

Informe Finestra

Dicha colocación, sentó un precedente en la economía de México ante la incertidumbre que generó la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, con esta operación se pudo contener la volatilidad en el tipo de cambio del peso mexicano contra el dólar estadounidense. ¿Qué es una cobertura cambiaria? En la primera y exitosa ocasión, Banxico subastó “forwards no entregables” o coberturas liquidables en pesos mexicanos; es decir, que sólo pagará la diferencia en pesos a los bancos que hayan comprado coberturas al tipo de cambio pactado, por lo que este mecanismo no tendría que impactar en las reservas internacionales de divisas del banco central. Durante esa histórica colocación, Banxico realizó una subasta con seis plazos distintos, en la que se fijó un precio del dólar mínimo, máximo y ponderado, con vencimientos a 30, 60, 101, 178, 283 y 360 días; es decir, en abril, mayo, junio, agosto, diciembre de 2017 y enero de 2018, respectivamente. ¿Qué es un forward de divisas? La cobertura cambiaria puede llevarse a cabo mediante distintas herramientas, una de ellas es el ‘forward’, que es un contrato entre dos partes. En este caso, el contrato es entre Banxico y cada una de las instituciones financieras, mediante el cual se precisa la compra o venta de una moneda fijando hoy el tipo de cambio futuro, el plazo, el monto y forma de entrega. Para entenderlo de una mejor manera es necesario ejemplificar. José quiere comprar una casa dentro de un año, por otro lado, Xóchitl tiene una casa en una zona residencial de la Ciudad de México donde los inmuebles son valuados en dólares, esta situación la lleva a poner su casa en venta por 500,000 dólares con la esperanza de venderla dentro de un año.

Informe Finestra

En este caso, ambas partes podrían firmar un contrato a plazo o “forward”. Digamos que ambos están de acuerdo en que el precio de venta a un año sea de 506,000 dólares y firman el “forward”. Al cabo de un año que es la fecha establecida en el contrato, resulta que por el comportamiento actual del mercado inmobiliario, la volatilidad del tipo de cambio y otros factores la casa aumentó su valor a 510,000 dólares.

En este caso, Xóchitl tendrá que vender la casa en el precio pactado un año atrás (506,000 dólares), con lo cual obtendría un ingreso menor de 4,000 dólares, pero un beneficio neto y real de 6,000 dólares; en tanto que José obtiene una ganancia de 4,000 dólares, es decir, la diferencia entre el precio actual y lo pactado un año antes por la compra.

Para la analista de BBVA Bancomer, la cobertura cambiaria se ha convertido en una herramienta interesante que no sólo reduce el riesgo, sino que permite realizar operaciones a futuro con un tipo de cambio fijo, sobre todo para que las empresas de diversos sectores que realizan transacciones regularmente con otras divisas como el dólar, puedan tener una mejor planeación de sus finanzas.





Informe Finestra
Informe Finestra
Informe Finestra
Año 8 Vol. 9     1 de Septiembre de 2017
Informe Finestra

Informe Finestra

Exitoso inicio de las coberturas en México
Hacia finales del primer trimestre del presente año, el Banco de México colocó por primera vez en una subasta, coberturas cambiarias liquidables en pesos por 1,000 millones de dólares. Para analistas como Guadalupe Cabrera de BBVA Bancomer y el propio Banco de México, se trato de una exitosa colocación que superó en 2.1 veces la oferta.

Informe Finestra

Dicha colocación, sentó un precedente en la economía de México ante la incertidumbre que generó la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, con esta operación se pudo contener la volatilidad en el tipo de cambio del peso mexicano contra el dólar estadounidense. ¿Qué es una cobertura cambiaria? En la primera y exitosa ocasión, Banxico subastó “forwards no entregables” o coberturas liquidables en pesos mexicanos; es decir, que sólo pagará la diferencia en pesos a los bancos que hayan comprado coberturas al tipo de cambio pactado, por lo que este mecanismo no tendría que impactar en las reservas internacionales de divisas del banco central. Durante esa histórica colocación, Banxico realizó una subasta con seis plazos distintos, en la que se fijó un precio del dólar mínimo, máximo y ponderado, con vencimientos a 30, 60, 101, 178, 283 y 360 días; es decir, en abril, mayo, junio, agosto, diciembre de 2017 y enero de 2018, respectivamente. ¿Qué es un forward de divisas? La cobertura cambiaria puede llevarse a cabo mediante distintas herramientas, una de ellas es el ‘forward’, que es un contrato entre dos partes. En este caso, el contrato es entre Banxico y cada una de las instituciones financieras, mediante el cual se precisa la compra o venta de una moneda fijando hoy el tipo de cambio futuro, el plazo, el monto y forma de entrega. Para entenderlo de una mejor manera es necesario ejemplificar. José quiere comprar una casa dentro de un año, por otro lado, Xóchitl tiene una casa en una zona residencial de la Ciudad de México donde los inmuebles son valuados en dólares, esta situación la lleva a poner su casa en venta por 500,000 dólares con la esperanza de venderla dentro de un año.

Informe Finestra

En este caso, ambas partes podrían firmar un contrato a plazo o “forward”. Digamos que ambos están de acuerdo en que el precio de venta a un año sea de 506,000 dólares y firman el “forward”. Al cabo de un año que es la fecha establecida en el contrato, resulta que por el comportamiento actual del mercado inmobiliario, la volatilidad del tipo de cambio y otros factores la casa aumentó su valor a 510,000 dólares.

En este caso, Xóchitl tendrá que vender la casa en el precio pactado un año atrás (506,000 dólares), con lo cual obtendría un ingreso menor de 4,000 dólares, pero un beneficio neto y real de 6,000 dólares; en tanto que José obtiene una ganancia de 4,000 dólares, es decir, la diferencia entre el precio actual y lo pactado un año antes por la compra.

Para la analista de BBVA Bancomer, la cobertura cambiaria se ha convertido en una herramienta interesante que no sólo reduce el riesgo, sino que permite realizar operaciones a futuro con un tipo de cambio fijo, sobre todo para que las empresas de diversos sectores que realizan transacciones regularmente con otras divisas como el dólar, puedan tener una mejor planeación de sus finanzas.




Contacto

Informe Finestra

Desarrollada por Centro Creativo